¿Jengibre y cúrcuma? Sus diferencias y excelentes beneficios

No son lo mismo te contamos por qué. Ambas tienen numerosos beneficios para la salud. Muchos de sus beneficios son compartidos entre ambas raíces como tener propiedades antiinflamatorias, proceder de la India, además ser muy parecidas y pertenecer a la familia de las zingiberacias. Las dos dan un sabor increíble y aportan numerosos beneficios para la salud.

Por ello es que previenen la artritis. En el caso de la cúrcuma, esto lo comprobó un estudio de la Universidad de Arizona. También benefician ambos a pacientes de cáncer. Dos investigadores de la Universidad de UCLA aconsejan combinar la curcumina con la quimioterapia y la radioterapia. Además, proponen tomarla como preventivo para quienes tienen alto riesgo de desarrollar cáncer.


Beneficios de la cúrcuma:

  • Reduce el colesterol

  • Mejora los niveles de azúcar

  • Fortalece el sistema inmune

  • Auxiliar en el tratamiento de las afecciones hepáticas

  • Reduce el colesterol

  • Universidad de California en Los Ángeles han concluido que la curcumina reduce hasta el 50% la formación de placa amiloide en el cerebro (responsable de la enfermedad de Alzheimer).

¿Cómo consumirlo?

Incorporalo en sopas, salsas, arroz, huevos, ensaladas, pescados, infusiones, jugos.

La industria la utiliza para dar color a las salsas de mostaza, quesos, margarinas, encurtidos y conservas.

También la puedes encontrar en suplementos como: Cápsulas y nuestra tintura Immunity (Extracto de jengibre y cúrcuma).